Taller de Yoga Infantil

9/11/2018

Cuando hacen yoga, los niños adquieren conciencia de su propio cuerpo, aprenden a reconocer cada una de sus partes y a adoptar buenas posturas para evitar futuros problemas, por ejemplo, de espalda. Además, fortalecen los músculos y adquieren flexibilidad.
A nivel mental, gracias a los ejercicios de respiración consiguen relajar la mente y calmarse. El yoga les ayuda a concentrarse mejor, estimula la creatividad y elimina el estrés y los complejos. Se fomenta el compañerismo y la amistad, ya que muchas veces se trabaja por parejas o en grupos. 
1. Aumenta la flexibilidad, la coordinación y el equilibrio
2. Promueve la armonía
3. Canaliza la energía
4. Crea hábitos saludables
5. Mejora la autoestima
6. Estimula el autocontrol
7. Fomenta el autoconocimiento